Cómo saber de programación puede ayudar en el día a día

Hoy en día en Chile existen más celulares que personas, pero aún son muy pocos quienes entienden cómo funciona un smartphone. Hablar de tecnología ya no es lo mismo que años atrás, hoy la tecnología tiene un lenguaje: la programación.

Si bien, la programación es una habilidad por sí misma, ésta se enmarca dentro de algo más grande: las ciencias de la computación. Estas son las bases de todo lo digital que consumimos como seres humanos. Junto con ser parte de un cuerpo teórico más grande,  es considerada como una de las habilidades del siglo XXI, es decir que se considera que va a ser necesario saber programar para estar vigente en los próximos años. Pero ¿qué es programación?

Mónica Retamal es Directora Ejecutiva de Fundación Kodea, un emprendimiento social cuya misión es potenciar la generación de talentos para el mundo digital, fomentando un desarrollo tecnológico más inclusivo y la democratización del conocimiento digital a todo nivel. Desde su expertise, Mónica explica que en simple la programación es el lenguaje de las computadoras. “Todo el mundo digital funciona a través de un lenguaje que comunica las piezas de software entre sí, y ese lenguaje se traduce en programación. Entonces cuando yo estoy programando, en definitiva estoy dándole indicaciones a un computador o  a un dispositivo digital”, asegura.

Para Mónica, es esencial que las nuevas generaciones aprendan de programación, no solamente como una opción laboral, si no que la programación va más allá.

“Prácticamente todo lo que hoy en día desarrollamos como actividad humana tiene un desarrollo tecnológico digital muy fuerte, entonces es importante entender cómo funciona eso más allá del uso que le demos”, dice. A lo que agrega que lo más relevante es que “de alguna manera estamos habitando un mundo que no entendemos. Si no sabemos de programación, no entendemos cómo funciona ni cuales son sus lógicas, y eso tiene dimensiones éticas bien complejas, desde la seguridad hasta ciberacoso”.

El acelerado avance tecnológico que se ha vivido en los últimos años ha hecho complejo el proceso de adaptación a este nuevo lenguaje. La educación en Chile sigue siendo tradicional y recién se comienza a incorporar la idea de enseñar con los ojos en el futuro. “Estamos en un proceso de migración de un mundo a otro, pero el que entienda mejor cómo funciona este mundo digital, sin duda va a tener una ventaja estratégica al que no entiende cómo funciona“, dice Retamal.

Mónica plantea que Chile cuenta con la infraestructura para poder comenzar a potenciar el aprendizaje de las ciencias de la computación y que los chilenos, de la mano del alto consumo tecnológico, podrían llevar a que estas se desarrollen ampliamente. Saber de programación se convierte en una ventaja a futuro no solo como opción de empleo, sino que permite entender la lógica del pensamiento y de las computadoras. “Hoy día una persona que tiene que estar frente a los desafíos del S XXI, tiene que tener habilidades digitales de nivel superior, y tiene que entender cómo funciona este mundo que vamos a habitar. Yo no digo que todo el mundo tiene que aprender a programar, pero si todo el mundo tiene que entender cómo funciona, y obviamente la programación te da fuerte luces de cómo funciona este mundo”, dice Mónica Retamal.

Leave a Reply

No comments to display
Be the first to comment