Los nuevos desafíos de Pedro de Valdivia: “Profundizar y reflexionar los contenidos, no solo exponer”

Desde hace un año que Preuniversitario Pedro de Valdivia comenzó a implementar un nuevo programa de enseñanza llamado Mentoring. Este busca acercarse a los estudiantes de una forma distinta, fomentando su autogestión, lo que les permite flexibilidad en sus horarios y un enfoque más personalizado en sus objetivos.

Alonso Morgado, Director General de PDV nos cuenta qué es Mentoring, su origen, beneficios y oportunidades, tanto para alumnos como profesores.

Nota-amorgado

—¿Qué es Mentoring?

Mentoring es un programa que está diseñado para alumnos que tienen escaso tiempo y/o para alumnos que por motivos económicos, no puedan acceder a cursos de mayor presencialidad. Es un curso con una metodología innovadora, llamado Flip Class, o “Clase Invertida”, que requiere una participación más activa del estudiante. Ellos tienen un soporte virtual y la idea es que se autogestionen para tener una clase online antes de la clase presencial.

Es decir, el curso tiene una clase virtual, más una sesión presencial a la semana. Aparte, Mentoring tiene todos los recursos que se despliegan para los otros cursos: plataforma de ejercicio, contenido, evaluación, orientación. Además de los 5 ensayos presenciales y 4 ensayos online durante el año. Es decir, te ofrece las mismas virtudes de un programa con dos o tres sesiones presenciales, pero acá lo presencial se reduce a una clase, y lo demas se ve de forma virtual, por lo mismo se requiere que el alumno sea más activo, pero se le permite más flexibilidad.

—¿Cómo han sido los resultados de este programa?

Luego de un año de implementar el programa el resultado ha sido muy bueno para los jóvenes. Pero las condiciones es que éstos hagan las clases virtuales, trabajen en la casa a lo menos una sesión más y luego los resultados se miden en la PSU.

—¿Cómo surge Mentoring?

Esto surge porque los estudiantes de hoy suelen tener mucha actividad extracurricular. Deportes, viajes, intercambio, etc., y para ellos el tiempo es un factor super importante. También hay mucho alumno que tiene una excelente preparación en su colegio, y lo que más requiere más bien es una ejercitación adecuada, como para adecuarse al tipo de pregunta que hace la PSU que son muy distintas a las preguntas evaluativas del colegio. Entonces dijimos, cómo ofrecerle al alumno algo que satisfaga sus necesidades y que le permita a la vez seguir con sus actividades extra programáticas.

Vimos ejemplos internacionales y generamos Mentoring, porque la mayor dificultad de los alumnos no es la comprensión de los conceptos, sino que la resolución de los ejercicios, y pensamos que ahí se requiere una mayor guía del profesor. Entonces el énfasis de la clase virtual son los contenidos, y la clase presencial es la ejercitación. Sin embargo también hay ejercitación en la clase virtual y un poco de contenido en la presencial para complementar.

—¿Qué cambios implica para los profesores Mentoring?

Para el profesor significa que va a llegar a una clase más exigente, porque el alumno ya vio el contenido y va a clases a reforzar. Entonces eso ya hace mucho más interesante e interactiva la clase. El alumno llega preparado, con conocimientos previos, lo que permite que el profesor logre profundizar los contenidos, logra reflexionar y no solo exponer.

Es una oportunidad porque permite un cambio por parte de nosotros como profesores donde nos vamos ajustando a la realidad. Cuando partimos el preu hace 41 años atrás, era prácticamente un gimnasio intelectual. Actualmente es distinto, hemos crecido mucho, tenemos alumnos muy distintos, tenemos desafíos distintos, entonces dentro de esa realidad, tiene que haber mayor énfasis en que los alumnos adquieran métodos de estudios, Es fundamental que adquieran buenos hábitos académicos porque a veces no los tienen, que tengan disciplina, visión estratégica, que sepan trabajar en equipo, que tengan una postura crítica ante el mundo, que tengan una visión personal. Todo eso de alguna forma va a estar presente, entonces el profesor se tiene que ir enfocando en dejar de ser solo especialista y trasmisor de un tema, sino que también ser una especie de orientador de sus alumnos.

—¿Es está la dirección en la que va la educación a futuro?

La educación del futuro claramente va a una mayor incidencia en lo tecnológico y este es un método de educación más innovador. Pero, más allá de la tecnología, las grandes corrientes pedagógicas actuales plantean que se requiere que haya más humanización de la educación, más trabajo colaborativo, más énfasis en el pensamiento crítico, en la innovación y la comunicación. Todo eso está enmarcado en las líneas que ha indicado la Unesco, y Mentoring justamente está en esa línea. Por eso nosotros nos enfocamos en que la educación no es solo transferencia de conocimientos, sino que es mucho más: el desarrollo de las persona, la creación de hábitos, creación de habilidades blandas, creación de competencias, metodología de resolución o aspectos procedimentales y Mentoring justamente busca desarrollar esto.

—Es decir ¿es una clase más personalizada?

Mucho más personalizado, pero no en el sentido comercial de menos alumnos por profesor, sino que en el sentido de que el alumno conoce su situación y tiene todos los apoyos, para auto gestionarse en esa dirección. Tiene que ser él mismo que haga las cosas. Ya no es el tiempo en que nosotros teníamos la clase expositiva, teníamos tareas, revisábamos las guías, revisábamos las tareas…eso ya no existe en este mundo, el mundo está cambiando, hoy no podríamos alentar a un niño de esa manera.

Leave a Reply

No comments to display
Be the first to comment