Innovación educativa en Preuniversitario Pedro de Valdivia: Plataforma online, mentoring y clases invertidas

Con una trayectoria de más de 40 años, la institución ha sido reconocida desde siempre por su flexibilidad y su permanente búsqueda por actualizar las metodologías con que se enseña a los estudiantes.

Desde hace cuatro décadas, la trayectoria del Preuniversitario Pedro de Valdivia ha mostrado un sello innovador. La irrupción de nuevas tecnologías, los cambios que han generado la inmediatez y permanente conexión en la mente de los estudiantes – nativos digitales -, las modificaciones de comportamiento y hábitos que hacen de ésta una generación multitask que tiene mucha vida fuera de estudiar, han acelerado la irrupción de cambios en las formas de enseñar y preparar a los jóvenes para la prueba de selección universitaria y les ha asignado también una responsabilidad en la autogestión de su tiempo en el logro de los aprendizajes.

En este contexto, hace unos meses se agregó al portafolio de ofertas de preparación de Preuniversitario Pedro de Valdivia, las alternativas PDV online, PDV plus y Mentoring.

PDV online es un programa remoto, de preparación a través de una plataforma online. El objetivo de este programa es que el estudiante se prepare como quiera y donde quiera, quitando barreras como distancia, tiempo de viaje y otros. En este sistema que dura 34 semanas – igual que el tradicional – las clases están organizadas en sesiones completas, que es recomendable que las revise dos veces a la semana y se integran los contenidos con ejercicios, junto a material de apoyo audiovisual. También incorpora evaluaciones periódicas para ir monitoreando los avances de los estudiantes y someterlos a jornadas de evaluación muy similares a la PSU real. PDV online plus, en tanto, es muy similar, pero incorpora también recursos presenciales, permitiendo a los estudiantes acceder a libro de clases, guías, talleres de orientación y horas de atención de orientación con profesionales de orientación. Además, pueden asistir a las jornadas presenciales y pedir hora de consulta con un profesor en la sede en la que están inscritos bajo este formato.

PostulacionesEl mentoring, en tanto, es un programa semi-presencial o modelo blender que se basa en el formato de clase invertida o flipped classroom, una de las tendencias más populares en la educación reciente. En este enfoque integral los estudiantes revisan los contenidos en casa y practican ejercitando en la clase con la guía del docente. Así, la interacción cara a cara se mezcla con el estudio independiente a través de la tecnología, lo que duplica el acceso de los estudiantes a los docentes: una vez a través de videos, guías teóricas y cuestionarios, por ejemplo en casa, y luego en el aula, lo que aumenta la oportunidad de personalizar los contenidos, propicia un aprendizaje guiado con mayor precisión, permite que el estudiante acceda a los contenidos cuantas veces quiera y como quiera revisando el material audiovisual que quedó grabado. Esto deja el tiempo de clases en el aula disponible para que los estudiantes se involucren en un aprendizaje activo – guiado por los profesores – en que discuten, realizan actividades aplicadas, resuelven ejercicios en conjunto, entre otras actividades. En el programa de mentoring, el profesor comienza los primeros 30 minutos sintetizando los contenidos que se vieron en el aula virtual y responde dudas y el resto de la clase es ejercitación y trabajo colaborativo, potenciando también el aprendizaje a través del efecto par. Se ha detectado que, incluso, este sistema sirve a los estudiantes para reforzar o adelantar contenidos que verán en el colegio y así, obtener mejores calificaciones, que luego impactarán en su ranking y NEM. Una de las principales fortalezas de este método es darle estructura, pero manteniendo cierta flexibilidad para los estudiantes. De alguna forma prepara a los estudiantes para la importancia de la disciplina, el rigor y la estructura que deberán tener en su primer año de la universidad. Ello, siempre manteniendo un control que permite monitorear si realizan las actividades, evaluar los avances con autocorrector y solucionario virtual, revisar material audiovisual con contenidos y con resolución de ejercicios. Esto es, por un lado dejando la responsabilidad en el estudiante de autogestionar sus tiempos, adelantando materia o repasando la que necesita aclarar más y, por otra parte, manteniendo la tutoría necesaria en esta etapa de los estudiantes.

Leave a Reply

No comments to display
Be the first to comment