Vibrar con el mar: Del pequeño Mehuín a todos los océanos

Geovanny Castro – más conocido como Geomehuin – es Lafkenche, surfista y activista medioambiental. Participa activamente de la limpieza de las playas del sur, desde Mehuín y hacia todo el mundo

Mehuin es un pequeño pueblo costero de la zona de Mariquina, ubicado en la desembocadura del río Lingue, en la costa Valdiviana. El mar es intensamente azul y prístino, está poblado de róbalos – que con suerte pueden pescar y degustar sus lugareños – y cuenta con olas de clase mundial. Las mismas que Geovanny Castro – Geo – se apura en correr cuando desde su cabaña avista buenas condiciones.

Geo es un joven de descendencia lafkenche, con un potente arraigo a su tierra y aún más a su mar. Movido como pocos, sus días transcurren entre practicar surf y enseñarlo en su Escuela de Surf de Mehuín a los pocos turistas que llegan a la playa y, de forma gratuita, a los niños que habitan en el pueblo, a los que les ha conseguido trajes y tablas para practicar a través de fundaciones como Give Surf. Su formación en turismo en Valdivia y su trabajo en Fundación para la Superación de la Pobreza lo convencieron de su vocación social y de la necesidad de desarrollar a las comunidades desde la base, enseñando a los niños a trabajar en equipo y a cuidar la naturaleza.

En esa línea, la preocupación por mantener limpios sus océanos y playas es hoy la que le quita el sueño. Existe la posibilidad de que comience a operar un ducto que botaría residuos de una planta de celulosa cercana al mar de Mehuín, lo que llevó a Geo a crear el movimiento Mehuín sin Ducto y a visibilizarlo a través de redes sociales y del Festival de Música anual RuKamp Mehuín.

Pero no hay mar limpio sin playas limpias, algo que Geo tiene claro. Es por ello que ha organizado diversas iniciativas comunitarias de limpieza. “Es irónico que el sur humano contamine la misma agua y tierra que le da de comer. Pero es una realidad y hay que tomar conciencia de no cometer los mismos errores del pasado. No le podemos dejar un mundo lleno de basura a los que vienen”, dice.  

 

¿Cómo te has involucrado en la limpieza de playas?

Empezamos a limpiar playas en el año 2010 con un grupo de amigos acá en Mehuín. Nos juntamos e invitamos a un par de niños y empezamos a limpiar la playa los fines de semana, cuando había gente, con tal de promover y generar conciencia en las mismas personas que estaban en la playa.

Luego de eso empezamos a trabajar ya de manera más organizada con un grupo acá de chicos, participamos con un grupo de amigos que venía de Pichilemu a hacer un festival de cine y surf, y hoy en día todo eso ya se ha transformado en actividades que se están desarrollando a lo largo de Chile. Ahora, me invitaron a Chiloé a limpiar Carelmapu y una isla al sur de Castro que se llama Isla Lemuy.

¿Cuál es tu mirada sobre la importancia de establecer conciencia de limpieza de playas?

Estamos trabajando hace rato buscando promover el cuidado del medio ambiente y también generar oportunidades para las comunidades. Se busca darle valor a ese plástico que está en las playas botado y poder fomentar que la misma comunidad local vaya a limpiar sus playas y se le pague por hacer ese trabajo. Es un proyecto súper interesante que se está desarrollando acá en Chile.

Se hacen estas actividades para generar conciencia e incentivar la protección y cuidado de nuestros recursos y espacios naturales. En el contexto animal somos los únicos seres que ensuciamos nuestra casa. No hay ningún animal que desarme su nido. El ser humano no encaja muy bien dentro del sistema natural y anda ensuciando y dejando residuos. Si lo pensamos así es necesario tomar conciencia de cuidar nuestra casa, seguir disfrutando y dejar que las próximas generaciones también puedan seguir disfrutando.

¿De qué se trata Mehuín sin ducto y cómo abordas ese conflicto?

Lo de Mehuín se ha dado porque hay un conflicto con una industria forestal que quiere verter los residuos de su planta de celulosa a través de un emisario submarino. La mejor forma de protestar es con lo opuesto. Si te quieren contaminar, lo que tienes que promover es la limpieza.

Creemos que la mejor bandera de lucha es concientizar a la población local respecto a la importancia de mantener nuestros espacios y recursos de manera natural, para que lo puedan disfrutar las futuras generaciones. Si no hacemos eso hoy día, lo más probable es que el futuro de este país sufra las consecuencias de la contaminación excesiva que está matando los lugares. Creemos que Mehuín no merece ser otra zona de sacrificio más, debido a que tiene una cantidad de recursos naturales potente, olas de clase mundial, flora y fauna nativa y mucho potencial.

Leave a Reply

No comments to display
Be the first to comment