Celulares en el colegio: ¿debieran prohibirse?

En Chile ya existe un proyecto que busca evitar su uso en las salas de clase, mientras algunos especialistas aseguran que justamente el colegio debiera ser parte de la enseñanza sobre cómo relacionarse positivamente con esta tecnología en vez de despreocuparse.


colegio-y-celulares-2Dando cumplimiento a lo prometido dentro de su programa de educación, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció la prohibición a menores de 15 años de llevar su teléfono celular a los colegios de ese país, incluyendo tablets y relojes inteligentes.

La medida no solo obliga a los niños a no revisarlo mientras están en la sala, sino que además les impide sacarlo en el recreo o la hora de almuerzo.

Antes de su aprobación, la iniciativa suscitó varios debates: qué tan dependientes están los jóvenes de las pantallas o cuánta distracción realmente provocan los teléfonos en la educación. La discusión no solo se extendió en Europa, sino que también en Chile.

Así, senadores presentaron un proyecto para prohibir el uso de celulares tanto en educación básica como media, para evitar que estos dispositivos se transformen en un factor de desconcentración. Según explicaron los parlamentarios, Juan Pablo Letelier, Alfonso de Urresti, Ricardo Lagos Weber y Jaime Quintana, que impulsan el proyecto de ley, los celulares puede incidir de manera directa en el desarrollo, tanto neurológico como social de los niños.

El senador Juan Pablo Letelier, explicó a diario La Hora que ‘lo que se busca es regular la presencia y el uso de celulares en la sala de clases cuando hay procesos de aprendizaje en curso. Es una necesidad a todas luces, es evidente que la tecnología ha irrumpido en nuestras vidas y no siempre de buena forma, y lo que pretende el proyecto de ley es que esta tecnología, los celulares en general, no sean un factor distractivo en las salas de clases’.

Sin embargo, existen detractores de este tipo de medidas, como Katie Davis, doctora en Educación y directora de UW Digital, quien asegura que “el mundo en el que nuestros estudiantes van a desenvolverse no es uno libre de celulares. Creo que como adultos poseemos una sabiduría y una experiencia de vida que va más allá de la tecnología, pero que nos permite reconocer las dimensiones morales y éticas de lo que las personas hacen al estar desconectados o en línea. Me parece que hace falta reconocer que los niños pueden saber cómo manejar ciertos dispositivos… ¿pero saben cómo usarlos de manera ética, responsable y segura? No creo que nazcan sabiéndolo. Ahí es donde debe estar nuestro apoyo”, comentó Davis.

Hasta que el proyecto de ley no se apruebe, en nuestro país, cada colegio tiene la facultad para permitir o negar el uso de celulares en las salas de clase, según sus perspectivas frente a la educación.

Leave a Reply

No comments to display
Be the first to comment