Gratuidad con fondos propios: el caso de la U. Adolfo Ibáñez

La Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) fue una de las instituciones de educación superior que optó por no sumarse a la política de gratuidad, argumentando que la implementación de ésta tendría un impacto negativo a nivel de calidad y autonomía.

A cuatro años de esto, el rector de la UAI, Harald Beyer, anunció que la entidad se encuentra afinando un modelo propio de gratuidad “con matices”, que será financiado a través de una redistribución interna de recursos y de un “pequeño colchón” que han ido acumulando.

En entrevista con el diario El Mercurio, el ex ministro de Educación entregó detalles sobre cómo funcionará esta nueva alternativa, que beneficiará a los alumnos que ingresen a la universidad a partir del año 2019.

“Un estudiante que venga de los primeros seis deciles y tenga más de 680 puntos ponderados recibirá el mismo tratamiento que si tuviera gratuidad; no pagará matrícula ni arancel”, explicó el rector.

El rector también se refirió a las motivaciones detrás de esta medida: “Nos damos cuenta de que muchos estudiantes talentosos de niveles socioeconómicos más bajos nos miran con interés, pero nos consideran caros”. En ese sentido, añadió que esta alternativa “es el camino que encontramos para compatibilizar eso con nuestro proyecto sin renunciar a la autonomía”.

Fuente: El Mercurio, 09/10/2018.

Leave a Reply

No comments to display
Be the first to comment