Matías Rivera, Presidente y Fundador de Reforestemos: El sueño de devolver un millón de árboles nativos a nuestros bosques

reforestemos El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 15 de la Agenda 2.030 apela a la vida de los ecosistemas terrestres y destaca la importancia de los bosques. Matías Rivera lo sabe y, desde los incendios forestales de Torres del Paine en 2011, ha tomado su cuidado como un asunto personal.


Sobre los ecosistemas terrestres y las especies que habitan en ellos nos habla el décimo quinto objetivo de desarrollo sostenible (ODS) de la Agenda 2.030 que han suscrito más de 190 países y donde se definieron un conjunto de 17 objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el  planeta y asegurar la prosperidad para todos. Estos son aterrizados en 169 metas a alcanzar a través de un esfuerzo mancomunado entre gobiernos, el sector privado y la sociedad civil.

El número 15 plantea que es necesario proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica.

Una premisa que es crítica en Chile. Un país con vastas hectáreas de bosques, un alto índice de incendios forestales, una bullante industria maderera y un serio problema de deforestación – especialmente de especies nativas – en pos de otras actividades económicas. Tal como plantea Suzanne Wylie, directora ejecutiva de la Fundación Reforestemos: “Sólo en la región de Aysén hay más de tres millones de hectáreas deforestadas. No obstante, desde la última década nos estamos abriendo a nuevos conocimientos, dándoles cada vez más importancia a nuestros bosques nativos y sus propiedades medioambientales. Lo principal es entender que las políticas forestales pueden ser mixtas; que los bosques productivos pueden convivir con bosques nativos y así evitar la pérdida de flora y fauna de nuestros ecosistemas”.

Matías Rivera recién se empina por sobre los 30 años y ya cumplió una de las metas que se dice debemos conseguir en esta vida: Plantar un árbol. Pero no uno sólo, gracias a su trabajo y al de su equipo de Fundación Reforestemos, en los últimos 6 años se han plantado más de 350 mil árboles nativos – especialmente en el extremo sur de Chile – y el número seguirá creciendo.

Matías es un ingeniero multifacético que lleva la innovación en la sangre y en el corazón. Fue uno de los fundadores de Jump UC, un emprendimiento en el que participaron más de 5 mil alumnos; es uno de los creadores de Start-Up Chile, programa Corfo que busca convertir a nuestro país en polo de innovación y emprendimiento y creó y hoy dirige Fanatiz, un servicio de streaming de deportes en vivo y on demand. Además participa en el directorio de la Fundación Lealtad y es el Presidente de la Fundación Reforestemos, que en 2014 ganó un premio Avonni a la innovación en la categoría Medioambiente. Preuniversitario Pedro de Valdivia conversó con él sobre la importancia de reforestar nuestros bosques.

¿Qué inquietud personal te lleva a fundar Reforestemos?

reforestemos2En 2012, junto con el equipo fundador de Reforestemos Patagonia fuimos testigos del terrible incendio que nuestro país vivió a finales de 2011 y comienzos de ese año en el Parque Nacional Torres del Paine. En ese momento nosotros veíamos cómo el país y el medioambiente estaban en crisis, pero por otro lado, había una gran voluntad de las personas, los ciudadanos, las empresas y la ciudadanía en general de hacer algo para afrontar este incendio. Sin embargo, no había una organización, ni nada articulado que pudiera canalizar ese deseo de ayudar y hacer frente a este problema que estábamos viviendo: El gobierno no estaba organizado para recibir aportes de la ciudadanía y no había ninguna fundación que estuviera haciendo nada al respecto.

Ahí nos dimos cuenta de que había un espacio para poder hacer una organización, una fundación, una campaña ciudadana,  con el objetivo de levantar fondos y reforestar el Parque Nacional Torres del Paine. Eso llevó a que nos acercáramos a la Conaf, a otras entidades de gobierno y a algunas empresas fundadoras, que nos apoyaron en ese momento, y todos en conjunto lanzamos Reforestemos Patagonia, que hoy es Fundación Reforestemos.

¿Cómo articulan la labor de Reforestemos con el esfuerzo nacional general de reforestar, cuidar los ecosistemas y avanzar en sostenibilidad en general?

En Fundación Reforestemos estamos trabajando en áreas silvestres protegidas a lo largo de la zona sur y centro del país. Ya somos bastante más que sólo Patagonia. Y en ese sentido el objetivo desde el principio, desde la fundación, ha sido apoyar el trabajo que se está haciendo en estas zonas, trabajar en conjunto con las distintas entidades, tanto gubernamentales como del mundo social, en las distintas localidades y de alguna manera jugar un rol de ente articulador y coordinador, canalizando el interés de las empresas, de la ciudadanía, de las entidades locales y de las distintas agencias gubernamentales, con el objetivo de recuperar y proteger también zonas de naturaleza que han sido devastadas o que tienen alto riesgo de incendio. Y en esta línea, avanzar hacia la sustentabilidad de nuestro país y la protección de sus bosques y recursos naturales.

¿Cuál sería tu llamado a los jóvenes que están en etapa de terminar el colegio, dar la PSU y elegir carrera en el mundo y planeta de hoy?

Mi invitación es que, hagan lo que hagan, siempre tengan presente y consciente los desafíos que estamos viviendo como cultura, como país, en el tema medioambiental. Hay opciones para dedicar sus vidas al tema, como por ejemplo trabajar en fundaciones, en el gobierno o en otras entidades que se dedican a temas medioambientales. Pero también es importante saber que hagan lo que hagan, siempre van a poder tomar decisiones individuales y poder incentivar o influenciar a otros para que tomen decisiones que vayan de la mano con la protección y el cuidado del medio ambiente. No hay que dedicarse a ser un medioambientalista para poder hacer bien en el mundo y al planeta, sino que está en todos nosotros y en nuestras decisiones del día a día, en nuestras casas, en nuestros trabajos, en los colegios, en la universidad, el cómo poder ser más conscientes y más responsables de nuestras acciones.

Leave a Reply

No comments to display
Be the first to comment