Universidades Alberto Hurtado y Diego Portales presentan antecedentes para ingresar al Consejo de Rectores

Más de una vez, académicos y directivos han criticado al Consejo de Rectores (CRUCh). Directivos que no están en la instancia han asegurado que es un “exclusivo club”, pues las universidades que lo componen son solo las llamadas “tradicionales” que se crearon antes del año 1981.

Hace dos años se sumaron otros dos planteles a esa instancia, pero solo porque son del Estado, la U. de O’Higgins y la U. de Aysén.

Esto hasta ahora, puesto que la reforma a la educación superior -que se promulgó hace dos meses- establece la posibilidad de ampliar el grupo y que otras casas de estudios se sumen al conglomerado.

Por lo mismo, hoy los secretarios generales de la U. Alberto Hurtado y de la U. Diego Portales irán hasta el Mineduc a entregar sus antecedentes para así ingresar al CRUCh.

“La participación de nosotros y de otras universidades que cumplan con los requisitos establecidos, fortalecerá al CRUCh como contraparte del Mineduc en el diseño e implementación de la política de educación superior del país. Uno de los principales avances es que existirá un mecanismo, conocido y transparente, que permitirá el acceso de todas las instituciones que cumplan con lo exigido”, asevera Eduardo Silva, rector de la U. Alberto Hurtado.

Entre los ocho criterios que la ley establece para ingresar al Consejo están realizar investigación, además de dictar magísteres y doctorados con calidad certificada. Los planteles deben, además, seleccionar a sus estudiantes mediante la PSU, y los puntajes de corte deben estar dentro del promedio de las universidades tradicionales.

“La U. Diego Portales estima que cumple con creces -más allá incluso que algunos actuales miembros- los requisitos previstos por la ley para incorporarse al CRUCh. El interés de la UDP por integrarse a él deriva de la tarea o función que este organismo está llamado a cumplir”, dice el rector Carlos Peña.

Los motivos

Uno de los beneficios de estar en el Consejo es que los alumnos pueden acceder a mejores becas del Estado, al igual que al Fondo Solidario, mientras no entre a regir el nuevo sistema de financiamiento estudiantil.

Además, ambas casas de estudios aseguran que con la ampliación del CRUCh “gana el país, se robustece el sistema de educación superior y se reconoce el aporte de las universidades públicas no estatales”, sostiene el director de Aprendizaje Institucional de la UAH, Ricardo Carbone.

Según el rector Peña, el Consejo de Rectores “está muy lejos de ser un grupo con intereses homogéneos (para eso está la agrupación de universidades estatales o privadas del G9). La UDP por supuesto no pertenece a ninguna de esas agrupaciones y tampoco debe sumarse a ellas. La UDP aspira a incorporarse desde su identidad: una universidad privada, no misional, independiente de toda adscripción religiosa o ideológica, cuyo proyecto intelectual es contribuir a hacer más plurales las élites en Chile”, precisa.

El ingreso de nuevos planteles al CRUCh fue un tema de discusión hace una semana por las autoridades que ya lo integran, y decidieron que establecerán una comisión para chequear los datos.

Si bien no existe un plazo definido para que el CRUCh dé respuesta a la petición de ingreso, los planteles esperan que sea en un tiempo limitado.

Fuente: El Mercurio, 02/08/2018.

Leave a Reply

No comments to display
Be the first to comment